Rosa Mariano, una miembro activa del Equipo de vida de la Provincia de Zambezia, saluda a sus vecinos. Foto: Rebecca J Vander Meulen

De: Aprendizaje permanente – Paso a Paso 90

Artículos sobre cómo aprender de las experiencias de los demás, e historias y consejos de diversos lugares del mundo

Un grupo de trabajadores de campo y miembros del “Equipo de vida” en la Provincia de Nampula en el nordeste de Mozambique utilizan material de las Guías PILARES de Tearfund para transmitir conocimientos a otras personas. Foto: Rebecca J Vander Meulen

Un grupo de trabajadores de campo y miembros del “Equipo de vida” en la Provincia de Nampula en el nordeste de Mozambique utilizan material de las Guías PILARES de Tearfund para transmitir conocimientos a otras personas. Foto: Rebecca J Vander Meulen

La Diócesis de Niassa en Mozambique trabaja a través de “Equipos de vida” para compartir aprendizaje entre las comunidades. Estos equipos son grupos de voluntarios comunitarios de aproximadamente 18 personas. El aprendizaje se lleva a cabo por medio de una red de profesores y estudiantes. En primer lugar, un “promotor” (o trabajador de campo) recibe capacitación sobre un tema en particular. Seguido, el promotor va de aldea en aldea enseñándoles el tema a los voluntarios de los Equipos de vida, quienes luego se dividen en grupos más pequeños y van de casa en casa, enseñándoles a todas las personas que estén interesadas en aprender.

Nuestra labor ha enfrentado desafíos. Al principio utilizamos la palabra “campaña” para describir nuestro trabajo, ¡pero muchas personas pensaron que estábamos realizando una campaña política! Incluso cuando dejamos de utilizar la palabra “campaña” algunas personas se mostraban escépticas y no querían hablar con los profesores.

No obstante, nuestro modelo también ha presentado beneficios. Las personas que están aprendiendo tienden a estar mucho más abiertas a hacer preguntas en la privacidad de su propio hogar que lo que estarían en un gran foro público. Además, es mucho más fácil prestar atención cuando la persona que le está enseñando a uno se encuentra sentada en su galería que cuando la persona que está enseñando está frente a un grupo grande.

Una comunidad que se ha beneficiado de nuestro trabajo es la aldea de Titimane, que se encuentra a aproximadamente 30 kilómetros de la ciudad de Cuamba. El Equipo de vida aprendió sobre el VIH y estaba ansioso por empezar a enseñarles a los demás. Para asegurarse de que la información que tenía era correcta, el equipo trabajó junto con el enfermero del Gobierno en Titimane. El enfermero apoyó el trabajo del equipo y así éste pudo visitar la mayoría de los hogares en su comunidad.

El líder de la iglesia en Titimane y el jefe de la aldea dijeron que nunca antes habían recibido enseñanza cara a cara sobre el VIH. Habían escuchado alguna información sobre el VIH en la radio, sin embargo, comentaron que, “¡no se pueden hacer preguntas a una radio!”

¿Cuál ha sido el impacto en Titimane? Ahora las personas saben que no hay riesgo de contraer VIH simplemente por comer con personas que están viviendo con el VIH. Algunas personas han viajado a Cuamba para realizarse pruebas de VIH. Ahora el enfermero mismo está llevando a cabo incidencia sobre el tema, pidiéndole al hospital del distrito en Cuamba que le permita realizar las pruebas a nivel local y que le suministre los materiales que él necesita para realizarlas. Las personas que han aprendido ¡ahora pueden enseñarles a los demás!

Corra la voz

A continuación algunos consejos si está pensando adoptar el modelo de Equipo de vida en su zona:

Practique decir “Yo no sé”

Enseñarles cosas nuevas a las personas es emocionante. A veces, hemos aprendido tanto que las personas a quienes les estamos enseñando piensan que lo sabemos todo. A veces, cuando nos hacen una pregunta difícil para la cual no sabemos la respuesta, ¡simplemente adivinamos! Pero esto puede tener consecuencias muy negativas.

Por ejemplo: Imagine que está haciendo un excelente trabajo de impartir enseñanza sobre el VIH, haciendo que temas muy complicados parezcan muy simples y luego alguien le hace una pregunta sobre un medicamento. Usted no está seguro cuál es la dosis correcta, pero la adivina. Sin embargo, lamentablemente, la respuesta que adivinó no es correcta. Dado que usted se ha ganado la confianza de la persona a quien le está enseñando, ella le cree y quizás le transmita lo que usted ha dicho a su tío, quien cambia la cantidad de medicamento que está tomando y se enferma. O quizás ella se entere por medio del enfermero que lo que usted dijo respecto a la dosis era incorrecto y, por tanto, empiece a dudar de todo lo que usted le enseñó, a pesar de que todo lo demás era totalmente correcto.

Así que si no está absolutamente seguro de algo diga, “¡Yo no sé!” Es mucho mejor admitir que no lo sabe todo que darle información falsa a una persona. Y si piensa que sabe dónde puede encontrar la información, responda, “No lo sé, ¡pero trataré de averiguarlo y me comunico con usted después!”

Empiece con lo básico

Incluso cuando esté enseñando temas avanzados, asegúrese en primer lugar de hacer un buen repaso de los temas básicos. Se aprende un paso a la vez. La construcción de una casa es una buena analogía para el desarrollo del aprendizaje. Si los cimientos y los ladrillos de abajo de la vivienda no están bien colocados, los nuevos ladrillos de arriba se caerán. Nunca está de más hacer un repaso claro de los temas básicos antes de explicar los temas avanzados. Puede hacerlo de una manera que no ofenda la inteligencia de las personas –por ejemplo, antes de explicar el tema sencillo, puede decir, “como ustedes probablemente ya saben…”.

Explique el porqué

Dado que las personas comprenden y recuerdan mucho mejor las cosas nuevas cuando entienden el PORQUÉ, no sólo ofrezca información, explique además por qué éste es un buen consejo.

Por ejemplo: En lugar de decir “deberían usar abono de vaca para hacer composte”, puede explicar “el abono de vaca es bueno para hacer composte porque las vacas tienen muchas bacterias buenas en sus cuatro estómagos y esas bacterias ayudan a descomponer los otros componentes en el composte”.

Concéntrese en lo más importante

No abrume a las personas con demasiada información en una sesión. Decida lo que es más importante comunicar y concéntrese en eso antes de compartir información más detallada. Es mejor que las personas comprendan unas pocas cosas bien y las recuerden ¡a que comprendan muchas cosas mal y las olviden!

Por ejemplo: Cuando esté enseñando sobre la nutrición, asegúrese de que las personas comprendan la importancia de comer alimentos variados, incluyendo frutas y vegetales, antes de enseñarles algo relativamente detallado, como los beneficios de comer semillas de calabaza.

No malgaste el tiempo de las personas

Si las personas no están interesadas, probablemente no escuchen muy bien. Enseñe lo que es pertinente y lo que les interese a las personas.

Si es posible, proporcione una ayuda para la memoria

Si las finanzas se lo permiten, puede ser muy útil darles folletos con los puntos clave a los estudiantes. Puede ayudarles a recordar y estudiar los temas más importantes. Estos folletos pueden ser muy simples y de manera ideal deben incluir imágenes y estar escritos en el idioma local.

Rebecca J Vander Meulen es la Coordinadora de Desarrollo de la Diócesis Anglicana de Niassa

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora