Pasar al consentimiento de las cookies

De: Capacitacion – Paso a Paso 22

Los distintos enfoques para la capacitación y la facilitación

Un proyecto completo de salud rural.

Cuando los doctores Rajanikant y Mabelle Arole se graduaron de médicos, estaban muy preocupados por el estado de la atención médica de la población rural de la India. Fueron a trabajar a un hospital rural. Después de cinco años se dieron cuenta de que a pesar de todos sus esfuerzos por cuidar a los pacientes, la salud de las comunidades en general no había mejorado. Se dieron cuenta de que necesitaban capacitarse en salud pública y regresaron a la universidad para continuar sus estudios.

En 1970, empezaron a trabajar en la comunidad de Jamkhed, Estado de Maharastra, India. Jamkhed había sido clasificada oficialmente como ‘atrasada’. Había una gran necesidad de atención médica. La economía está basada en la agricultura, el 70% de la mano de obra está constituido por mujeres. Un 60% de la población está compuesto por agricultores pobres sin tierra. El sistema de castas en la zona es muy fuerte y un 20% de la población es ‘intocable’. Los doctores mismos continúan con la historia…

Antes de comenzar con el trabajo médico, pasamos unos 6–8 meses reuniéndonos con la gente y desarrollando contactos. Para asegurar una participación genuina de la comunidad, es necesario pasar suficiente tiempo con ésta para que las personas estén informadas y comprendan claramente lo que se necesita para mejorar su salud.

Cuando uno pasa tiempo con la gente, se da cuenta de que ésta está más preocupada por los alimentos y el agua que por su salud. En lugar de comenzar a establecer servicios médicos, ayudamos primero a mejorar la agricultura y el abastecimiento de agua de la gente. Las personas quieren asegurar su subsistencia. La participación comunal sólo se puede asegurar cuando las personas están organizadas alrededor de algo que sea vital para ellas. No podríamos haber organizado a la gente en base a la salud. No les podríamos haber pedido que vinieran diciendo, ‘Vamos a tener una charla sobre cómo lavarse los dientes’. No hubiera venido nadie. Pero si uno dice, ‘Miren, una tercera parte de sus niños están desnutridos. Vamos a enseñarles a mejorar su agricultura’, la gente querrá venir.

La verdadera causa de las enfermedades es la pobreza y la falta de recursos para proveer los medios de vida.

Determinando la situación

Antes de comenzar los servicios médicos, realizamos encuestas. Encontramos desnutrición en niños menores de cinco años y en mujeres embarazadas y una falta de planificación familiar. Encontramos algunas enfermedades crónicas – tuberculosis, lepra y ceguera, por ejemplo. Por lo tanto, estos eran los problemas. Basamos nuestra atención de salud en estos resultados. Si uno está tratando a una madre embarazada, ¿qué problemas podrá tener? Puede sangrar, por lo tanto se necesitan servicios de transfusión de sangre. Quizás necesite una cesárea, entonces se necesita una sala de operaciones simple y un anestesista. Si sólo una de las tantas mujeres que trata el equipo de salud primaria necesitase una cesárea, y no existiesen las facilidades para trasladarla, el programa de atención pre-natal será afectado en su totalidad.

La atención primaria de salud tendrá éxito si existe un servicio para referir a los pacientes. En realidad, la cantidad de pacientes que se referirán será pequeña, pero hay que satisfacer sus necesidades o todo el programa de salud va a sufrir.

Habilidades locales

Al comienzo, dependíamos de las enfermeras para establecer enlace entre los miembros de las comunidades y los servicios de CRHP y para ayudar con los cambios sociales. Pero pronto nos desilusionamos. A las enfermeras no les gustaba vivir solas en comunidades remotas y existía una barrera entre ellas y los habitantes como resultado de su educación.

El primer cambio importante en nuestro modo de pensar sucedió cuando los miembros de la comunidad sugirieron que capacitáramos a mujeres de la comunidad como promotoras de salud. En ese entonces, creíamos que únicamente los médicos debían tratar las enfermedades. Sin embargo, a medida que los habitantes comenzaban a tener más confianza en sus habilidades, nos pidieron que les enseñáramos a asistir a las mujeres a dar a luz. Les enseñamos y lo hicieron muy bien. Luego les enseñamos sobre planificación familiar y también lo hicieron muy bien. Aquí fue cuando nuestra idea acerca de las habilidades de las personas analfabetas empezó a cambiar. Cambiamos nuestro enfoque y comenzamos a capacitar a las mujeres de las comunidades como promotoras de salud.

Un cambio social

El resultado ha sido un catalizador para el cambio social. Al comienzo, los temas sociales como la posición de la mujer en el sistema de castas eran nuevos para nosotros. Elegimos intencionalmente trabajar con los pobres, las castas bajas y las mujeres. Aseguramos, por ejemplo, que el programa ‘Alimentos por Trabajo’ fuese dirigido por la gente pobre. Durante siglos, los intocables nunca habían tenido la oportunidad de participar en la toma de decisiones. Ahora, algunos dirigían programas con unas 2,000 personas. ¡Jamás en sus vidas habían tenido el poder de tomar decisiones! La élite no estaba muy contenta. ¡La única razón por la cual sobrevivimos fue porque estábamos capacitados como doctores y la élite sabía que perderían buenos médicos! 

La salud y el sistema de castas

La ubicación de pozos para proveer agua potable era otra situación interesante. ¿Dónde se pondría el caño del pozo? Las castas más altas querían los pozos en su zona, pero siendo así las castas más bajas no podían obtener agua. ¡Entonces, pedimos al geólogo que recorriera todo el pueblo haciendo pruebas pero que asegurara que el pozo se hiciera en la zona de los ‘intocables’! Durante varios meses instalamos un total de 140 pozos. La casta más alta sólo se dió cuenta de lo que había pasado más adelante. Ahora sabemos que el cambio social juega un papel muy importante en cambiar la salud de la gente.

Al principio, los problemas de las castas impidieron la participación de la capacitación en salud. Las mujeres de las castas más altas rehusaban sentarse con las mujeres de castas más bajas. Entonces les hicimos cocinar juntas. Les hicimos dormir juntas sobre una alfombra grande y las cubrimos con una frazada única. Les preguntamos, ‘¿No tenemos todos la misma sangre? ¿No tenemos todos el mismo tipo de corazón?’ El cambio fue gradual.

El Centro de Capacitación Jamkhed

Al inicio proveíamos capacitación informal. A medida que pasó el tiempo nos pidieron que hiciéramos capacitación para otras organizaciones de salud y para el gobierno. El año pasado fundamos un centro de capacitación internacional para la Atención Primaria de Salud. La mayor parte de la capacitación en el área de salud es teórica. Pero aquí proveemos capacitación práctica con la participación de la comunidad. Pasamos la mitad del tiempo enseñando puntos técnicos y la otra mitad desarrollando valores. Aquí es donde entra el mensaje cristiano. El desarrollo no tiene sentido si no va acompañado por los valores y la motivación apropiados.

Los valores Jamkhed son…

El amor – El amor es fundamental y es el amor que sirve. El servicio es un poder social maravilloso para cambiar las comunidades.

La humildad – Necesitamos humildad para aceptar y servir a las personas poco agradables, a los pobres y a los necesitados.

La esperanza – en la transformación de los individuos y las comunidades nos alienta a seguir trabajando con personas difíciles, en situaciones difíciles.

La Fe – en Dios nos ayuda a compartir la bondad de Dios con todos sus hijos.

Todo el concepto de la atención médica de la comunidad tiene que ver no con proveer ‘cosas’ sino con cambiar actitudes. Antes que nada tiene que venir el desarrollo del ser humano – la salud y la agricultura vienen después. Otras organizaciones que tratan de imitar la capacitación Jamkhed a menudo fracasan porque las organizaciones mismas no tienen la actitud apropiada hacia la gente pobre.

Detalles del curso de capacitación

Los cursos de Jamkhed están compuestos de tres partes…

Durante los primeros tres meses, los participantes desarrollan un plan de acción realista para llevar a cabo en su propia zona. Los tutores del curso visitan a todos los participantes por lo menos una vez durante los seis meses de trabajo de práctica para evaluar cómo está funcionando su Plan de Acción. Durante la última semana los participantes hacen una presentación sobre su trabajo. Los certificados se entregan al finalizar el curso.

La proporción del tiempo dedicado al estudio de la salud y el desarrollo se divide en partes iguales. La capacitación está concentrada en el estudiante y es participativa. Se estimula el trabajo en grupo. Se alienta a los participantes a aplicar la teoría a la práctica en todo momento. Las visitas de campo, el trabajo junto a promotores de salud, los estudios de caso, las dinámicas y el tiempo para reflexionar son todos importantes.

El curso está dividido en cinco módulos…

Salud Basada en la Comunidad y Desarrollo

Desarrollo de Habilidades – incluyendo consejería, comunicación, liderazgo, facilitación de grupos y administración de tiempo

Administración – organización, formación de grupos, monitoreo y evaluación

Sistemas de Información – incluyendo colección de datos y análisis

Financiación y Presupuesto – juntar fondos y escribir propuestas para proyectos. Nuestro objectivo es el de formar líderes que faciliten a las comunidades cuidar su propia salud. El énfasis está en proveer las habilidades para un buen liderazgo y en desarrollar la actitud apropiada entre los participantes para que ellos puedan ayudar a las comunidades a realizar los cambios.

Agradecemos a Contact, editado por CMC – Churches Action for Health , WCC, por permitirnos incluir información de su número del mes de mayo 1993. Los Drs R y M Arole trabajan en CRHP, Jamkhed – 413201, District Ahmednagar, India.

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora

Preferencias de cookies

Su privacidad y tranquilidad son importantes para nosotros. Asumimos el compromiso de proteger la seguridad de sus datos. Solo recopilamos sus datos para fines específicos y una vez que ese fin se ha alcanzado, ya no seguiremos almacenando sus datos.

Para más información, incluyendo una lista completa de las cookies que utilizamos, vea nuestra Política de Privacidad.

  • Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden desactivarse en nuestros sistemas.

  • Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestro sitio. Toda la información recopilada por estas cookies es anónima.

  • Permiten una experiencia más personalizada. Por ejemplo, pueden recordar la región en la que está, además de su configuración de accesibilidad.

  • Estas cookies nos ayudan a personalizar nuestra publicidad en respuesta a sus preferencias y nos permiten medir la efectividad de nuestras campañas.