De: Presiones sobre la familia – Paso a Paso 27

Análisis sobre el crecimiento de la población, la planificación familiar y otros temas relacionados

La enfermedad del sueño (Trypanosomiasis) es transmitida por la mosca tsetsé y se calcula que afecta a unos 55 millones de personas en 36 países africanos. Causa mucho dolor, sufrimiento y finalmente la muerte, principalmente en comunidades rurales. Un especialista de la OMS se ha referido a la situación en varias partes del África como ‘una bomba de tiempo’ que amenaza con explotar. La siguiente es información proporcionada por un lector de Paso a Paso, el Dr Paul Fountain…

En Zaire, la epidemia de Ebola de 1995 ya se acabó. Pero la triste realidad es que ésta se está transformando en la tierra de las epidemias. Actualmente, se ve afectada por la enfermedad del sueño. En los años 1940 y 50, cuando Zaire era una colonia francesa, se realizó una gran campaña contra la mosca tsetsé portadora de esta enfermedad. Esta fue casi completamente extinguida. Durante la década de los 60, 70 y 80 no se presentó ningún caso en nuestro hospital en Vanga.

Sin embargo, en los últimos años la enfermedad ha reaparecido. El diagrama que sigue demuestra que en sólo cuatro años, la enfermedad ha aumentado diez veces.

Una epidemia de magnitud

Debido a que la mayoría de los casos provenían de dos grupos específicos de aldeas, se envió un equipo para que investigara la situación. Este pudo investigar alrededor de la mitad de la población. De 2,092 casos que examinaron, encontraron 82 casos positivos. Esto representa una tasa de contagio del 4% en nuestra zona.

La cifra oficial para 1994 es de 19,000 casos de enfermedad del sueño en Zaire. Esta cifra se ha duplicado en comparación al año anterior. Sin embargo, comparando esta cifra con la tasa de contagio que hemos encontrado aquí, es posible que la verdadera cifra sea mucho, mucho más alta. Estamos en medio de una epidemia de magnitud, mucho más seria que la de la fiebre Ebola. Sin embargo, el público no está interesado en esta epidemia, y existen pocos recursos médicos y drogas para combatirla.

El tratamiento de la enfermedad del sueño es costoso, unos $50 por persona, lo que está fuera del alcance de la mayoría de la gente. Aún así, si no reciben tratamiento, contagiarán a otras personas. Con tratamiento, la tasa de recuperación es muy buena, sin tratamiento, la muerte es segura.

¿Tratamiento gratuito para todos?

Nuestro programa de salud ha decidido que debemos ofrecer tratamiento gratuito a todos los pacientes infectados con la enfermedad del sueño. Durante la semana pasada, han estado llegando al hospital de Vanga. Se ha creado toda una aldea de pacientes y sus familiares, y a medida que corre la voz, se espera que llegarán más. Una pregunta aún más difícil es cómo llevarles tratamiento a aquellos que no pueden llegar al hospital.

Nos afecta a los que vivimos en Vanga, pues ya hay moscas tsetsé. Estas aún no están infectadas con la enfermedad del sueño. Pero con todos estos pacientes, hay una gran posibilidad de que una de las moscas de la localidad pique a uno de los pacientes y luego a uno de los animales de la localidad El riesgo para los que vivimos y trabajamos en Vanga es muy grande. Se están tomando todas las medidas prácticas posibles para proteger a la gente del lugar…

Apoyo externo

El programa de tratamiento que se está usando, está totalmente basado en la droga Melmerarsoprol. Nos ha dicho la oficina de Trypanosomiasis en Kinshasa que esta droga se dejará de producir dentro de dos años porque su elaboración causa daños ambientales al río Rin en Alemania. Las drogas alternativas – Eflornithine ($200 por tratamiento) y Nifurtimox – son aún más caras. ¿Qué vamos a hacer? ¿Es que el resto del mundo dejará que esta epidemia espantosa continúe creciendo?

Para más información actualizada sobre la enfermedad del sueño, contactar a:

Dr Cattand, Division of Control of Tropical Diseases, WHO, CH-1211 Geneva 27, Suiza.


Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora