De: Medicinas tradicionales – Paso a Paso 48

Análisis sobre cómo utilizar la medicina tradicional de forma segura y eficaz

El paludismo es un problema serio y creciente en todo el mundo, con aproximadamente 2,5 millones de personas que se mueren como resultado del paludismo al año. Los parásitos del paludismo desarrollan cada vez más resistencia a los medicamentos antipalúdicos más conocidos. Están desarrollándose nuevos medicamentos, pero éstos son a menudo sumamente caros y no fáciles de obtener. Sin embargo, la medicina tradicional parece estar proporcionando nuevas esperanzas.

La planta Artemisia annua (ajenjo) es el tratamiento antipalúdico conocido más antiguo, habiéndose usado en China durante más de 2.000 años. Contiene el medicamento artemisinin.

El artemisinin limpia los parásitos del paludismo de la sangre más rápidamente que cualquier otro medicamento y trabaja

bien contra los parásitos Plasmodium falciparum que son resistentes a otros medicamentos.

Producción de artemisinin

El artemisinin está disponible como producto comercial, probablemente con un costo de US $3–$20 por tratamiento. Si la demanda aumenta, es probable que los precios bajen aun más.

Deben darse medicamentos de artemisinin por lo menos durante cinco, preferentemente siete días, si se usan solos. Los tratamientos más cortos son útiles si se combina con otros medicamentos antipalúdicos. Esta ‘terapia combinada’ es una buena manera de avanzar para prevenir la resistencia a los multimedicamentos en el futuro. No se han encontrado que los artemisinins tengan ningún efecto secundario serio después de miles de tratamientos.

El híbrido Anamed

Anamed también ha desarrollado una variedad particular de Artemisia annua que tiene una concentración consistentemente alta de artemisinin. Este híbrido crece hasta dos metros de altura con muchas hojas. Si se cultiva en cantidades en un jardín medicinal y se procesa cuidadosamente y con precisión, la Artemisia annua var anamed puede ayudar a un hospital a tener tratamiento del paludismo barato y eficaz. Las semillas de artemisia son muy pequeñas y sensibles y necesitan mucho cuidado. Anamed puede proporcionar semillas de esta variedad con instrucciones completas (ver la página 14). Aunque caro, esto podría ser una inversión inestimable. Una vez que estén bien establecidas, pueden tomarse esquejes de las plantas para distribución fácil por toda una región.

Resistencia a los medicamentos

La OMS ha pedido que se use el artemisinin y otras medicamentos obtenidos de la Artemisia annua sólo para tratar el paludismo, no como una medicina preventiva. También recomiendan que se use junto con otros medicamentos antipalúdicos para prevenir la resistencia.

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse