Una forma fácil de cosechar fruta

Cosechar fruta de árboles altos puede ser un problema. Algunas personas piden a los niños pequeños que se trepen a los árboles y que cosechen la fruta madura. Si los niños no tienen un canasto, tiran la fruta al suelo. Los niños se pueden caer y lastimar si se estiran para alcanzar la fruta. Otras personas tiran piedras o palos a la fruta madura. Esto también puede resultar peligroso si la fruta, la piedra o el palo cae encima de alguien. Otros sacuden el árbol, sobre todo si es pequeño, y como consecuencia a veces se rompen algunas ramas. Tanto la fruta madura como la verde caen al suelo, y si continúan así, la familia pronto se quedará sin fruta para cosechar. Además, cuando la fruta cae al suelo se machuca y se estropea. Se pudre más rápido y es difícil de vender.

Este es un método que puede ayudar a cosechar fruta limpia y sin que se estropee. La señora Chikowore de Harare usa un palo con un receptáculo para cosechar paltas (aguacates). La fruta cosechada no se daña y ¡no representa ningún peligro para los demás! Se necesita un palo largo que alcance la copa del árbol y un receptáculo lo suficientemente grande para que pueda entrar la fruta más grande; lo ideal es una lata vacía. El receptáculo debe estar abierto en un extremo. Ponga un poco de papel arrugado en la base para prevenir que se machuque la fruta. Ate el receptáculo firmemente al extremo del palo con cordel o alambre fino.

Para cosechar la fruta, alce el palo y extraiga la fruta madura con el receptáculo. La fruta caerá dentro de éste. La señora Chikowore puede recolectar dos o tres paltas en su recipiente antes de bajar el palo para juntar la fruta.

Livai Matarirano, Zimbabue

Notas DCFRN