Objetivo 5 Mejorar la salud materna

Uno de las metas para este objetivo es reducir en tres cuartos el número de mujeres que se mueren en el parto.

Ayudar a las mujeres en el parto

Más de 50 millones de mujeres dan a luz cada año sin ayuda. Cada año casi 600.000 mujeres se mueren en todo el mundo de complicaciones evitables durante el embarazo o el parto, 99% de ellas en el Sur. Las causas más comunes de muerte son:

  • 25% de hemorragia (sangrado excesivo)
  • 15% de infección
  • 13% de abortos sépticos
  • 12% de eclampsia (una condición peligrosa del embarazo avanzado con tensión arterial alta y ataques)
  • 8% de parto obstruído.

Las madres jóvenes menores de 20 años de edad tienen cinco veces más probabilidades de morirse durante el parto. Dos millones de niñas por año sufren alguna forma de mutilación genital femenina que aumenta considerablemente la probabilidad de infección y complicaciones durante el parto.

Además de las mujeres que se mueren, hay también muchos miles que quedan dañadas o infértiles después del parto. El parto prolongado y difícil puede producir fístulas obstétricas. Si la cabeza del bebé presiona durante muchas horas sobre la vejiga y el recto, estos pueden desarrollar agujeros por los que después del nacimiento, la mujer deja pasar orina y a veces excremento. Ellas enfrentan una vida llena de vergüenza, a menudo rechazadas por su familia e incapaces de quitarse el olor a orina o excremento. En África, MaterCare estima que dos millones de mujeres necesitan cirugía para reparar las fístulas obstétricas pero hay pocos hospitales y centros de salud capaces de proporcionar esta cirugía.

Las asistentes del parto tradicionales

Se puede capacitar asistentes del parto tradicionales (APTs) para apoyar a las madres en el alumbramiento y reducir las infecciones. Si se les capacita para que se laven las manos, limpien las superficies y corten el cordón umbilical con una hoja de afeitar sin usar (o con un cuchillo afilado o tijeras hervidos durante 20 minutos antes de usar) se reducirá considerablemente el riesgo de infección. Las APTs también pueden capacitarse para reconocer a las mujeres que probablemente necesiten atención médica adicional y derivar los partos complicados al hospital.

Sin embargo, la investigación en Pakistán (por Health-Pakistan) ha demostrado que es probable que el impacto de las APTs sólo salve el 3% de las mujeres que se mueren durante el parto. Muchas más vidas podrían salvarse si las mujeres tuvieran buen acceso a atención de emergencia y ayuda médica experimentada si sus partos desarrollaran complicaciones.

Investigaciones recientes demuestran que las siguientes son las formas más eficaces de reducir las muertes del parto:

Buena educación para las niñas Las niñas que terminan la escuela primaria tienen más probabilidades de tener menos niños y dar a luz más tarde en la vida. También tienen más probabilidades de conseguir atención prenatal y tener bebés saludables.

Parteras capacitadas Las APTs dan buen apoyo a las mujeres que tienen partos sin complicaciones y reducen la probabilidad de infección. Sin embargo, las parteras capacitadas que pueden ayudar cuando el parto es más complicado, son mucho más importantes para salvar vidas.

Atención médica de emergencia Los partos difíciles necesitarán derivarse rápidamente a un centro de salud adecuadamente provisto o a un hospital para salvar las vidas de las madres y sus bebés.

Otras ideas para lograr lo Objetivo 5

  • Programas de nutrición de la comunidad para mujeres embarazadas que incluyen suplementos de cinc y vitamina A.
  • Capacitación de APTs y parteras de la comunidad.
  • Hacer conciencia de los riesgos de la mutilación genital femenina.
  • Asegurarse que todas las niñas completen la educación primaria.
  • Cabildear para que haya cirugía disponible para las mujeres que padecen de fístulas obstétricas.

Avances en el Objetivo 5 

Ha habido poco progreso hasta ahora en el logro de este objetivo.


Ponerse en acción en la comunidad

Desarrollar un teatro improvisado acerca de una joven madre que da luz a su primer bebé.

Al principio, mostrar mucho entusiasmo entre los amigos y parientes. Llegan algunas mujeres y una APT para ayudarla. Las horas pasan...

Obviamente el parto no va muy bien y necesita ayuda de emergencia, disponible a ocho kilómetros de distancia en un centro de salud. El padre y los ancianos se reunen esa tarde para discutir dónde encontrar transporte. Más tarde telefonean a un pariente en el pueblo cercano que conseguirá un camión y lo traerá. Entonces discuten cómo conseguir dinero. Dos personas se marchan para visitar a los parientes y pedir prestado el dinero. Entretanto las mujeres están cada vez más angustiadas.

Al mediodía siguiente, llega el camión y ellos consiguen el dinero prestado. Pero ahora la mujer está completamente exhausta a causa del parto prolongado. Se muere cuando se preparan a moverla. Todos preguntan: ‘¿Por qué se tardó tanto en encontrar transporte y fondos?’

Concluir la dramatización a medida que la gente se ponga de acuerdo para organizar un comité de salud comunitario con la responsabilidad de proporcionar transporte de emergencia (usando una camilla y voluntarios) y para manejar un pequeño fondo del que las familias de todas las mujeres en parto puedan pedir prestado.


Preguntas para la discusión

  • ¿Qué acceso tienen las mujeres de nuestra comunidad a la atención de salud de emergencia?
  • ¿Dónde está el hospital o centro de salud más cercano con personal médico experimentado?
  • ¿Cuánto cuesta dar a luz un bebé allí?
  • ¿Hay algunas parteras o doctores dispuestos a venir a nuestra comunidad y ayudar en los partos difíciles?
  • ¿Cuánto cuesta su servicio?
  • ¿Cómo podría establecer nuestra comunidad un buen sistema para ofrecer transporte de emergencia a las mujeres que tienen problemas durante el parto?
  • ¿Podría establecerse un fondo de emergencia para las urgencias médicas? ¿Cómo podría manejarse eficazmente y reemplazarse después de cada uso?
  • ¿Asisten las madres a atención prenatal para que puedan identificarse temprano los partos problemáticos?