Protección contra rayos

por Ronald Watts.

Los países tropicales a lo largo del mundo tienen considerablemente más incidentes causados por rayos que los países más frescos. Las regiones de las mesetas altas, expuestas y con pocos árboles parecen tener más rayos que otras regiones. Cuando la gente vive en chozas de paja los riesgos son más altos. Zimbabwe tiene el récord de la cantidad más alta de gente muerta por un solo rayo, con 21 personas muertas en una choza cerca de Mutare en 1975.

Los rayos se llaman ‘incidendes imprevistos’ ya que nadie puede predecir donde caerán. Sin embargo, las causas de los rayos tienen una clara explicación científica. Si el rayo cae sobre una persona, puede causar paro cardíaco y a veces de los pulmones. El corazón puede reiniciarse sin ayuda médica pero si los pulmones también se han detenido, puede necesitarse urgentemente masaje cardíaco y respiración boca a boca para resucitar a la persona y prevenir la muerte.

En muchos países la gente cree que el rayo está relacionado con la brujería. Esto significa que mucha gente tiene miedo de ayudar a alguien que haya sido alcanzado por un rayo en caso de que puedan ser afectados. Podrían salvarse más vidas si se enseñara a la gente que el rayo es un proceso natural y que no hay ningún riesgo en ayudar a alguien que haya sido afectado. Dar un masaje cardíaco y resucitación de boca a boca inmediatamente podrían salvar algunas vidas.

En grandes espacios abiertos todo lo que esté en posición vertical, sobre todo si es metálico, tendrá más probabilidad de ser alcanzado por un rayo: los árboles solitarios, los postes, los postes de cercos e incluso una persona. ¡Si uno queda atrapado en una zona expuesta, hay que alejarse del agua abierta y buscar una zanja para meterse! El lugar más seguro para albergarse es bajo un grupo grande de árboles (escoger un árbol más bajo) o en un vehículo cerrado (donde los neumáticos de caucho proporcionan protección).

Si las casas bien construidas, con cañerías de agua y electricidad son alcanzadas por rayos, la descarga eléctrica pasará por tuberías y alambres de metal, evitando a la gente que está dentro. Sin embargo, en construcciones de paja, el rayo pasará a través de la gente que está dentro. Investigadores encontraron que las cocinas con tejado de paja tienen más probabilidades de ser alcanzadas por rayos debido a los utensilios de metal. ¡Evitar albergarse en las cocinas!

Todos los edificios, sobre todo los que tienen tejado de paja, pueden protegerse con equipándolos de un ‘pararrayos’. Este es un poste de madera muy alto de por lo menos seis metros de altura, emplazado por lo menos a 1.5 metros del edificio. Atar alambre de acero galvanizado a lo largo del poste y dejar que sobrepase los extremos, tanto en el tope como en la tierra. Enterrar el poste por lo menos a 1.5 metros de profundidad y amontonar piedras alrededor de la base para proteger a animales o niños de recibir un choque eléctrico durante la caída de un rayo. Si el terreno es rocoso o tiene construcciones encima, también pueden atarse pararrayos a los árboles. En los lugares donde hay una cantidad de casas muy próximas unas de otras, el mismo pararrayos puede proteger a muchas casas. Adjuntar postes más cortos al lado de las casas (no enterrarlos en la tierra) y unirlos con alambre al conductor principal. Asegurarse que los postes sean más altos que la cima del tejado de la casa. Si cae un rayo en el lugar, se irá hacia el alambre de metal en el conductor y se descargará en forma segura a tierra sin perjudicar a la gente y las casas.

Ronald Watts trabajó en Zambia y otros países africanos durante muchos años promoviendo la agricultura y el desarrollo sustentable. Ahora vive en Maes Yr Eglwys, Penycae, Swansea, SA9 1GS, Reino Unido.