Cómo mejorar la salud por medio del agua, el saneamiento y la higiene

Promoción del saneamiento y la higiene. Richard Hanson/Tearfund
Promoción del saneamiento y la higiene. Richard Hanson/Tearfund

Objetivo 4 Reducir la mortalidad de los niños

por Sue Yardley.

La reducción de la mortalidad infantil y materna son metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio 4 y 5. En la actualidad muchos gobiernos donantes y agencias internacionales se están enfocando en estos temas. Ha habido algunos avances alentadores en el cumplimiento de estos objetivos, pero todavía se necesita un esfuerzo mayor para lograrlos. Mejorar el acceso al agua, el saneamiento y la educación en higiene (Water, Sanitation and Hygiene – WASH, por sus siglas en inglés) puede ayudar significativamente a mejorar las oportunidades de vida de los niños y las mujeres. Existen prácticas sencillas que podemos adoptar y promover para lograr esto.

Vínculos entre WASH y la mortalidad materna e infantil

Cada año, millones de niños y mujeres mueren por enfermedades prevenibles. Las mujeres son particularmente vulnerables durante el embarazo y al dar a luz. Una de las opciones más seguras para las mujeres es dar a luz en un centro de salud. Sin embargo, muchos centros carecen de suficiente agua limpia, saneamiento seguro y una gestión eficaz de los residuos médicos. Para que la atención médica sea efectiva, es necesario tener acceso a agua limpia y a buena higiene y prácticas sanitarias.

Los niños pequeños son muy vulnerables a los efectos de un WASH deficiente, especial­mente en los primeros 28 días de vida que es el período en el que ocurren aproximadamente la mitad de las muertes en los niños menores de cinco años de edad. Se estima que los efectos de un WASH deficiente son responsables de aproximadamente el 28 por ciento de todas las muertes de menores de cinco años. Tan sólo la diarrea es responsable de la muerte de alrededor de 1.5 millones de niños cada año, lo que es más que el SIDA, el paludismo y el sarampión combinados. De hecho, el 88 por ciento de todos los casos de diarrea a nivel mundial son causados por la falta de agua limpia, saneamiento e higiene.

Modos sencillos de mejorar el saneamiento y la higiene

  • Las/los parteras(os) deben asegurarse de mantener técnicas de parto higiénicas. Esto puede evitar la mitad de todas las infecciones contraídas justo después del nacimiento (véase el artículo en la página 10).
  • No pueden subestimarse los efectos positivos de lavarse las manos con jabón. Utilizar jabón puede reducir la cantidad de muertes causadas por diarrea en casi un 40 por ciento. Es una solución barata y fácil.
  • Garantizar un suministro de agua limpia en el hogar, en las escuelas y en los centros de salud.
  • Proporcionar educación sobre buenas prácticas de higiene y sanitarias. Los niños son especialmente buenos para compartir lo que han aprendido (véase el artículo en la página 4).

Vinculación de la salud con la educación en higiene en el sur de Sudán

En Motot, en el sur de Sudán, el Equipo de Gestión de Desastres de Tearfund dirige uno de los pocos centros de salud en la zona.

Aquí, muchas madres llevan a sus hijos al centro para recibir inyecciones contra el tétanos y vacunas contra la difteria, la tosferina, la tuberculosis, la poliomielitis y el sarampión. Mientras las mujeres esperan, los trabajadores de salud comunitarios proporcionan educación vital en higiene sobre cómo evitar la diarrea, cómo lavarse las manos con jabón después de defecar, antes de preparar los alimentos y de comer, y después de manejar las heces de un bebé.

La tradición local dicta que los pobladores defequen en el monte, pero se está empezando a reconocer que esto es un problema, según lo ha explicado un jefe local: ‘El saneamiento es deficiente aquí, así que se les está enseñando a las personas acerca del saneamiento en las reuniones de las iglesias y de la comunidad.’ Es difícil desafiar la tradición, pero vincular la salud con el trabajo de saneamiento e higiene está haciendo una diferencia.

Defensoría

Es importante asegurar que las autoridades entiendan el vínculo crucial entre el WASH y la salud de las mujeres, los bebés y los niños. Algunas ideas:

  • Cuénteles a los funcionarios de su gobierno local sobre los beneficios de salud registrados que haya experimentado alguna comunidad como resultado del trabajo de saneamiento y de promoción de la higiene.
  • Pídales a los funcionarios de salud de su gobierno local identificar cómo puede mejorarse el acceso al saneamiento y a la higiene a través de los programas de salud.
  • Celebre los mensajes de WASH en el Día Internacional de la Mujer (8 de marzo), el Día Mundial de la Salud (7 de abril), el Día Mundial del Lavado de las Manos (15 de octubre), o en el Día Mundial del Agua (22 de marzo). (También pueden usarse el Día de las Madres y el Día del Niño – estas fechas son diferentes dependiendo del país).

A tan sólo cinco años del año en que se pretenden lograr los ODM, es importante demostrarles a los gobiernos que mejorar el acceso al agua potable, al saneamiento y a la higiene les ayudará no sólo a lograr los Objetivos 4 y 5, sino además la mayoría de los demás objetivos, también.

Sue Yardley es la Oficial de Políticas Públicas de Agua y Saneamiento de Tearfund.

E-mail: sue.yardley@tearfund.org